El archipiélago

  • Concierto en el Festival Maré de Agosto
  • Imagen del Señor Santo Cristo de los Milagros
  • Desfiles típicos de las fiestas de Terceira
  • Etnografía viva de Graciosa, trajes típicos
  • Fiestas del Espírito Santo
  • Regata que se repite todos los años en la época de la Semana del Mar
  • En septiembre, las viñas se visten de fiesta con las vendimias
  • Altar en honor al Espíritu Santo

Fiestas

Los terremotos y erupciones volcánicas que asolaron las islas azorianas a lo largo de los siglos son en el origen de algunas de las tradiciones religiosas que todavía hoy se viven con gran fervor. Los Romeiros (peregrinos) que recorren San Miguel durante la Cuaresma se remontan al siglo XVI: en aquella época, los habitantes pidieron auxilio divino para aplacar la ira de la Naturaleza. Como pago por las promesas oídas, estas romerías han sobrevivido al paso de los siglos.

El aspecto etnográfico más característico de las Azores, el culto al Divino Espíritu Santo, va de mayo a septiembre y el centro de la fiesta se hace en pequeñas capillas conocidas como Impérios. El carácter católico del archipiélago se extiende a otras fiestas, como la del Señor Santo Cristo de los Milagros, en San Miguel, o las procesiones de los santos patronos de cada pedanía. Frecuentemente, la religión se conjuga con iniciativas de tipo profano, buen ejemplo de ello son las fiestas de San Juan (Sanjoaninas) de Terceira. De los programas festivos constan las verbenas, marchas, conciertos de música, pruebas deportivas náuticas, eventos culturales, ferias de gastronomía, muestras de artesanía e incluso los toros.

El Carnaval, vivido con intensidad e imaginación en varias islas, es un ejemplo del espíritu festivo de los azorianos, con danzas, bailes y desfiles de carnaval. La música forma parte del alma insular y casi todas las pedanías tienen su banda filarmónica. Los cantos con réplica continúan sembrando la alegría entre quien los oye. Y las canciones populares y grupos folclóricos embellecen las fiestas que marcan todo el período de verano.

Además de estas tradiciones seculares, las Azores celebran un conjunto de eventos modernos para evocar el pasado, mirando hacia el futuro. La Semana del mar (Faial), la Fiesta de los balleneros (Pico), la Marea de agosto (Santa María), la Semana cultural de Velas (San Jorge) o la Fiesta del emigrante (Flores) son los puntos altos de un calendario festivo muy completo.