Santa Maria

  • Biscoitos de Orelha (Pastas)
  • Caldo de Nabos
  • Viñas de São Lourenço

Gastronomía

De la tierra nace uno de los platos más simbólicos de Santa María: el caldo de nabos se confecciona con una especie local de nabo, pequeño y oscuro. En el agua, además de este tubérculo se cuece carne de cerdo, tocino, chorizo y batata. El caldo se sirve sobre rebanadas de pan y el resto de los ingredientes se sirven en una fuente a parte.

Hay abundantes recetas locales de dulces. Las tigeladas (tipo de flan) son comunes en la restauración, pero son más típicas las cavacas, suspiros, melindres, encanelados y biscoitos de orelha (pastas de oreja), llamados así por su forma.

El melón de la isla ha ganado una gran fama a lo largo del tiempo. En los embutidos artesanales se destaca la existencia de una alheira de Santa María.

Isla de tradición vinícola que se ha ido perdiendo con el tiempo, todavía cuenta con familias que producen vino de cheiro de las uvas que crecen entre los muros de piedra gris, para consumo esencialmente doméstico. El aguardiente y los licores de fruta también tienen fama y tradición.

Destaques