Santa Maria

  • Por su clima más caliente, la vegetación de Santa María muestra unos tonos más amarillos
  • Ésta fue la primera isla del archipiélago que fue descubierta, según varios historiadores
  • Bahía de São Lourenço

Historia

Hay quien atribuye a Diogo de Silves el primer contacto portugués con la isla, probablemente en 1427. Otros defienden el nombre de Gonçalo Velho Cabral, navegador y fraile de la Orden de Cristo, como descubridor de la tierra, en 1431. Es casi seguro que Santa María fue el primer contacto con el archipiélago azoriano, así como el primer lugar en ser poblado, alrededor de 1439, momento en el que el capitán del donatario Gonçalo Velho y un grupo de colonizadores echan sus amarras en Praia de Lobos. La llegada de nuevas familias originarias de Portugal continental, principalmente del Algarve y del Alentejo, contribuye al desarrollo de Santa María, de tal forma que la localidad de Porto es la primera a la que se concede el título de villa. La economía local se basa en aquel momento en el cultivo del pastel, planta tintorera de la que se extrae un colorante azulado, usado para teñir telas en Flandes; en la producción de trigo, base esencial de la alimentación de la época; y en la extracción de barro, usado para la producción de loza y tejas.

En 1493 llegan a Santa María las carabelas de Cristóbal Colón, en el regreso del primer viaje del descubrimiento de América. Los desembarcos de otros navíos extranjeros son más feroces durante los siglos XVI y XVII, época de sucesivos pillajes de la isla por corsarios ingleses, franceses, turcos y árabes del norte de África. En 1616, se vive bajo la ocupación mora durante casi una semana. Según la leyenda, parte de la población se refugia en Furna de Santana para huir a los saqueos, incendios, torturas y raptos. También en 1675, piratas moros regresan con fuerza a la bahía de Anjos y, cuando parten, llevan prisioneros para vender como esclavos.

Pasado el auge de las exportaciones para la industria textil, los siglos XVIII y XIX están marcados por el cultivo de la viña, el trigo y el maíz, la fruta, la patata y el ñame, además de la ganadería y de los lácteos. A pesar de los tiempos tranquilos, la economía de subsistencia de la isla invita a la emigración. El siglo XX trae otra dinámica y progreso, basados en la construcción del aeropuerto. Iniciada en 1944, por miles de brazos americanos y azorianos, la estructura era estratégica para los Estados Unidos en la lucha antisubmarina de la Segunda Guerra Mundial. Acabado el conflicto bélico, el aeropuerto pasa a ser civil y comienza a ser la escala de los aviones que cruzan el Atlántico. A finales de la década de 1960, los nuevos aviones de reacción con mayor autonomía de vuelo dejan de pasar por Santa María. Sin embargo, se mantiene intacto su papel de gran centro de control del tráfico aéreo sobre el Atlántico. Actualmente, los servicios son la base de la economía, seguido de la ganadería y la pesca.

Destaques